Denuncio lo que falta y lo que sobra del islam en nuestros manuales escolares

Denuncio lo que falta y lo que sobra del islam en nuestros manuales escolares

“Denuncio lo que falta y lo que sobra del islam en nuestros manuales escolares”

Gema Martín Muñoz

foto casa arabe

“Denuncio lo que falta y lo que sobra del islam en nuestros manuales escolares”

 

 

La socióloga presenta hoy en Granada la reedición del libro ‘El islam y el mundo árabe’, una guía para enseñantes  que revela el adoctrinamiento en contra el mundo árabe que se hace en las aulas españolas.

 La información que se imparte sobre el mundo árabe e islámico en el sistema educativo preuniversitario español es escasa, está plagada de errores históricos y reproduce estereotipos y prejuicios.

Un ejemplo: “El islam surge en el siglo VII de nuestra era por obra de Mahoma”.

Esta cita, sacada de un libro de texto de Primaria, plantea que el islam fue fundado por Mahoma. Es una más del millar de referencias que denuncia el libro El islam y el mundo árabe, una guía para profesores y formadores que acaba de reeditarse después de estar años agotada en las librerías. Su autora, la arabista Gema Martín Muñoz, plasmó el resultado de la investigación que le encargó la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, y hoy (a las 19:30 horas) lo vuelve a presentar en la Fundación Instituto Euroárabe.

 -¿Por qué se ha vuelto a reeditar el libro?

 -Porque había una gran demanda del profesorado. Hay que reconocer que todavía faltan muchos instrumentos y materiales sobre todo lo relativo a lo árabe e islámico en un país que ha tenido ocho siglos de historia y cultura en común. El libro no sólo informa sobre lo que falta y lo que sobra en los manuales escolares, también amplía los temas para que los enseñantes puedan abordarlos de manera más completa y objetiva.

 -Su guía es un pilar para los docentes de Historia… ¿no?

 -Para los de Historia, los de Ciencias Sociales, Historia del Arte, Religión, Filosofía, Literatura… de todos los ámbitos donde el tema árabe-islámico esté presente. Otro viejo problema que hay en este país es que no se considera español la riquísima literatura y pensamiento de Al Andalus y no se enseña nada de estos autores. El califa Abderramán III es una personalidad política e histórica española. Estas lagunas nos invitan a repensar Al Andalus, cuando fue la experiencia civilizacional más larga que hemos tenido. No podemos ignorarla.

 -El sistema de enseñanza español necesita una revisión, ¿no?

 -Sí, por supuesto. La educación en España, igual que en otros países europeos, es radicalmente eurocéntrica. Las otras geografías y culturas, como la árabe-islámica, la china o la japonesa, por ejemplo, están ausentes. Y en un mundo tan globalizado, presentar la enseñanza como una burbuja eurocéntrica no tiene sentido.

 -A pesar de su cercanía geográfica, de la presencia de magrebíes y de las relaciones diplomáticas, usted afirma que España es una desconocedora del islam, ¿es por falta de interés?

 -La ignorancia es la peor compañera para todo. Cuando no tenemos un conocimiento real de las cosas lo sustituimos por lo que imaginamos. Y la imaginación normalmente está llena de prejuicios y tópicos. El problema no es la falta de interés ni que la población quiera vivir en la ignorancia. Eso lo vemos con todo lo que organizamos en la Casa Árabe, que siempre tiene un enorme poder de convocatoria. Sino en la falta de instrumentos que hay en España para dar esos conocimientos. Cuando existen y se les ofrece, la respuesta es positiva.

 -¿Cuál es el prejuicio más generalizado en España?

 -Pensar que todos los musulmanes son iguales. Hay un esencialismo comunitarista que los interpreta a todos con un estereotipo único. Detrás de cada musulmán hay una persona con su opinión.

 -La sublevación de Túnez está rompiendo estereotipos…

 -Túnez es un ejemplo de que la sociedad árabe está perfectamente preparada para la democracia y que están ansiosos de lograr justicia, libertades y equilibrios sociales y de riqueza. Los árabes son tan proclives y están tan preparados para la democracia como lo estábamos los españoles.

 -Con la crisis económica y las elecciones se ha intensificado el discurso islamófobo en España.

 -El discurso islamófobo se incrementó en EEUU y en Europa tras los atentados del 11-S. Pero es verdad que ahora, en tiempos de crisis, es cuando más se está asentando en nuestra sociedad, porque hay más chivos expiatorios y nadie los está desautorizando ni contrarrestando. Esa islamofobia está creciendo en Europa.

 Fuente: A. Beauchy / Granada hoy

Comments are closed.